Aunque la metodología Seis Sigma se puede aplicar a todo tipo de entidades, son las empresas con procesos complejos y que implican distintas fases de manufactura las que sacan un mayor provecho de su implantación. Por este motivo, la industria automovilística es uno de los sectores industriales que ha acogido Seis Sigma con mayor éxito. No es casualidad que empresas como BMW, Toyota o Ford tengan implantada esta metodología.

¿Qué es Seis Sigma?

Seis Sigma es un sistema de gestión de la calidad que se basa en el análisis de los datos, de forma que empleando las herramientas estadísticas adecuadas se obtiene la información necesaria para conocer qué está pasando y cómo podemos mejorar un proceso.

Esta metodología se aplica a cada caso de forma específica mediante proyectos Seis Sigma. La información recogida es empleada para identificar las causas de los fallos y/o errores del proceso (por ejemplo, la manufactura de vehículos) y reducirlos al máximo.

Aunque cada proyecto Seis Sigma es particular y concreto, en general los objetivos a conseguir incluyen la reducción de costes y la mejora de la satisfacción del cliente. Obviamente ambos puntos son de suma importancia en un sector tan competitivo como el automovilístico. Por este motivo, la implantación de esta metodología es una estrategia que a largo plazo genera beneficios cuantificables.

Por ejemplo...

Un caso paradigmático es el de Ford. No hay que olvidar que Henry Ford desde el comienzo de Ford Motor Company apostó por la estandarización del proceso de producción y la creación de un departamento de calidad para la revisión y detección de fallos.

Certificación Seis Sigma - Técnicas de Control MetrológicoPor este motivo esta empresa siempre se ha destacado por el peso que la gestión de la calidad ha tenido en su desarrollo. Por ejemplo, en la década de los 80s,  Ford se destacó por apostar por una gestión de la calidad total (o sistema TQM según sus siglas en inglés "Total Quality Management"). La base de este sistema es la aplicación del ciclo PHVA - Planear, Hacer, Verificar y Actuar en la organización.

Ford tiene implantada la metodología Seis Sigma desde comienzos del año 2000. De hecho, muchas de las herramientas que emplea hoy en día provienen del sistema TQM pero adaptadas y mejoradas a la sistemática Six Sigma. La evolución hacia esta metodología fue progresiva y totalmente respaldada por la gerencia.

Una de las claves del éxito de la implantación de Seis Sigma en Ford ha sido sin lugar a dudas la implicación de la alta dirección desde el primer momento. De hecho Jacques Nasser (director ejecutivo de Ford en el periodo 1999 - 2001) no sólo hizo la formación correspondiente de Seis Sigma sino que desempeñó el puesto de Champion (Responsable de despliegue) en varios proyectos. De hecho, la mayoría de los directivos que desempeñan puestos de alto nivel en Ford reciben este tipo de formación.

Actualmente Ford tiene alrededor de 2500 Black Belts  y 6000 Green Belts lo que muestra la implicación de la empresa con esta metodología.

Certificaciones Seis Sigma

En TCM disponemos de planes formativos específicos de cada sector para conseguir las certificaciones Yellow Belt, Green Belt y Black Belt. Los distintos módulos que constituyen la certificación pueden combinarse para cursarlos de forma presencial u online. En este plan formativo se incluyen módulos donde se profundiza en las herramientas estadísticas que se emplea para el control estadístico de los procesos, como el Análisis Modal de Fallos y Efectos (AMFE) o el Análisis de la Varianza. Y como siempre, nuestros cursos son 100% bonificables a través de la Fundación Tripartita.


Cursos relacionados:
Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámenos, es gratis:

900 828 886

arriba