En anteriores entradas de este blog hemos hablado sobre la necesidad de calibrar los equipos de medida y de las distintas estrategias que se pueden seguir para garantizar la idoneidad de los instrumentos al menor coste posible.

En todos los casos la calibración da lugar a unos resultados que deben ser registrados y presentados de forma que el responsable de estos equipos, pueda determinar si son adecuados. De hecho, independientemente de si los instrumentos se calibran externamente por un laboratorio de calibración o si se ha utilizado personal y procedimientos de la propia entidad, los resultados obtenidos siempre se deben informar en un certificado de calibración.

certificado_1El contenido mínimo que se debe incluir en estos certificados está indicado en la norma ISO 17025 y en general incluye aquellos datos necesarios para que la calibración sea trazable y reproducible. En cualquier caso, todos los certificados de calibración, incluidos los resultantes de calibraciones internas, deben incluir el método de calibración, los patrones utilizados, las condiciones ambientales, los cálculos empleados, las fechas de realización, el personal implicado, el responsable final del resultado emitido, etc.

Como se ha comentado, el certificado de calibración de un equipo es la herramienta que el responsable técnico de  calidad de una entidad debe utilizar para considerar apto un equipo. Por ello es necesario que disponga de los conocimientos necesarios para saber interpretar la información que incluye.

Hay que recordar que la idoneidad de los equipos depende tanto de sus características intrínsecas, como de las especificaciones técnicas del proceso en el que se encuentra incluido, por lo que la decisión final de aceptación de un equipo siempre debe ser tomada por personal de la propia entidad.

No obstante lo anterior, en ocasiones los equipos (o los procesos que controlan) deben cumplir unas especificaciones establecidas en la legislación o normativa aplicable. En estos casos el certificado de calibración puede incluir una declaración de conformidad según lo especificado en el documento ILAC G8:03/2009.

Por lo tanto, saber cómo interpretar los resultados obtenidos en las calibraciones es imprescindible para poder tomar las decisiones adecuadas en relación a nuestros equipos, garantizando así los procesos y productos que se realizan en nuestra entidad.

TCM dispone de distintos cursos sobre la calibración de la mayoría de equipos utilizados tanto en laboratorios como en la industria. En todos se profundiza en la información que aportan los resultados de la calibración, asegurando que el personal responsable de evaluar la idoneidad de los instrumentos disponga de los conocimientos necesarios para tomar las mejores decisiones con los mejores resultados.

Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámanos, es gratis:

900 828 886

arriba