6 | marzo | 2020

Cuáles son los beneficios de hacer un AMFE

La ventaja principal de hacer un AMFE es identificar los fallos antes de que ocurran

El AMFE es un método de análisis, utilizado para:

  • Valorar los riesgos de fallo de un producto o proceso de fabricación, y prevenirlos.
  • Priorizar, en función de la valoración de los riesgos potenciales, las acciones de mejora que eliminen o reduzcan su aparición.
  • Establece un método estándar de documentar este análisis, para que la información pueda ser compartida en las distintas fases del proceso o en distintas plantas o proveedores que elaboren el mismo producto.
  • Proporcionar los mejores datos de entrada, para el desarrollo de un plan de control idóneo.

Tipos de AMFE:

Los dos tipos principales de AMFE son:

  • AMFE de Diseño: Es el que intenta prever los modos de fallo de un componente o sistema, antes de ser construido en serie.
  • AMFE de Proceso: Su objetivo es prevenir los modos de fallo de un proceso de fabricación, que puedan causar defectos en los procesos posteriores de ensamblado, o en el uso del producto por parte del cliente.

TCM - Como hacer un AMFE

Cuando se debe hacer un AMFE

El análisis AMFE, normalmente requiere una cantidad de tiempo considerable. Por ello, el compromiso de la alta dirección de la empresa, es crucial para su correcto desarrollo.

Debe ser desarrollado por grupos de trabajo, compuestos por expertos de todas las disciplinas implicadas en el producto o proceso. Además deberán conocer la técnica AMFE.

El AMFE debe realizarse en las primeras fases del diseño del producto o el proceso y actualizarse a cada modificación o incidente, hasta la muerte del producto.

El AMFE de Diseño (DFMEA) es un documento vivo que debe:

  • Ser iniciado a la finalización del “Concepto de Diseño”
  • Ser continuamente actualizado a medida que aparezcan cambios o se van recopilando informaciones adicionales, a lo largo de las distintas fases de desarrollo del producto.
  • Estar básicamente completado antes de que los planos de diseño sean aprobados para producción.

El AMFE de Proceso (PFMEA) es un documento vivo que debe:

  • Ser iniciado antes o durante el “Análisis de factibilidad”
  • Antes de diseñar los utillajes de fabricación.
  • Tener en cuenta todas las operaciones de fabricación, para componentes individuales y ensamblados.
  • Se debe realizar una inmediata revisión del AMFE, cuando surjan nuevas operaciones en la secuencia del proceso de fabricación, se modifiquen las existentes o cambien de orden.
  • Los riesgos potenciales de cualquier modificación, deben ser analizados y previstos durante la fase de planificación del proyecto, para cada componente o conjunto, antes de iniciar su construcción.

Los beneficios de hacer un AMFE son:

  • Reducir la aparición de problemas imprevistos, que habitualmente suponen costosos cambios en los diseños de productos y procesos.
  • Favorecer el cumplimiento de los plazos de entrega de un proyecto, al adelantarse a los imprevistos que habitualmente surgen.
  • Debidamente actualizado, sirve para recopilar y documentar experiencias (lecciones aprendidas), que pueden ayudar al diseño futuro, de productos o procesos similares.

Si quieres aprender a hacer un AMFE, te ofrecemos nuestro curso de Análisis Modal de Fallos y Efectos AMFE AIAG-VDA, esta formación está dirigida a todo aquel que no dispone de conocimientos previos sobre esta metodología, en caso de querer conocer solo los cambios más significativos del Nuevo Manual AMFE AIAG/VDA, te recomendamos el curso de Actualización Nuevo Manual AMFE AIAG-VDA.

Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámenos, es gratis:

900 828 886

arriba