10 | agosto | 2016

CALIBRACIÓN DE ESTUFAS

¿Sabes como realizar la calibración de estufas o incubadores?

En nuestra anterior entrada hablamos sobre cómo realizar la caracterización de frigoríficos y congeladores. Hoy lo que queremos es explicar brévemente cómo realizar la calibración de estufas o incubadores. La mayoría de lo indicado a continuación también es aplicable a otros equipos isotermos como los baños de agua o aceite.

Aunque en ambos casos, estufas y neveras, se trata de un equipo isotermo y por lo tanto las fuentes de incertidumbre que tenemos que controlar son las mismas hay varias peculiaridades que debemos tener presentes a la hora de caracterizar un incubador.

Patrón de medida

Los termómetros de resistencia RTD (sondas PT100) también son las más adecuadas debido a su elevada precisión y veracidad en el rango de temperatura a la que realizaremos la caracterización. Estas sondas deben asociarse a un sistema que aporte los valores de temperaturas obtenidos. 

Que la incertidumbre de partida del patrón sea baja es especialmente importante en la calibración estufas ya que la tolerancia admitida en las incubaciones suelen ser pequeñas. Recordemos que la tolerancia es el intervalo de valores en el que debe encontrarse una magnitud para considerarla válida, en este caso una temperatura.

Ubicación de las sondas

calibración de estufas - Técnicas de Control MetrológicoEn la caracterización de un incubador pretendemos conocer el intervalo de temperaturas que se mantiene dentro del equipo cuando lo programamos para mantener un valor determinado. Esta variación se produce tanto en el tiempo, ya que el equipo no mantiene de forma constante exactamente la misma temperatura, como en el espacio puesto que suele darse una variación (en ocasiones muy pronunciada) entre los distintos estantes o posiciones de la estufa.

Por este motivo se debe disponer de un número de sondas suficientes para poder estudiar esta variación en el tiempo (estabilidad) y en el espacio (uniformidad).

En función del volumen del equipo, el número de sondas que se deben utilizar puede variar entre tres y nueve (más incluso si el equipo es muy grande, como una cámara bioclimática).

Tiempo de ciclo

Tan importante como la ubicación de las sondas es el tiempo que estaremos tomando los valores de temperatura y el intervalo entre cada medición. Se debe garantizar que se recogen datos de todo un tiempo de ciclo, es decir durante todo el periodo en que la temperatura oscila entorno al valor nominal programado. De esta forma se podrá conocer con exactitud cómo varía la temperatura en el tiempo.

Componentes de la incertidumbre

Al igual que en comentamos en la entrada anterior para las neveras y congeladores, las componentes de la incertidumbre que se pueden incluir en la caracterización de una estufa son la asociada al patrón, a la estabilidad, a la uniformidad y la corrección (si no se fuera a tener presente en la programación de la estufa).

En este caso también se debe utilizar la ley de propagación de errores (incertidumbre) para obtener un valor que combine la aportación de cada fuente de variación estudiada. Finalmente el valor obtenido lo tenemos que multiplicar por un factor de cobertura (normalmente definido por la constante k) para conseguir un intervalo de confianza con una probabilidad conocida.

Si quieres saber más...

No dudes en consultar las próximas convocatorias para los cursos de Calibración y Verificación de equipos de medida y ensayo al que podrás asistir de forma presencial o por videoconferencia desde tu ciudad. Además TCM dispone de un curso específico para la Caracterización de medios isotermos y Calibración de equipos de temperatura en formato on-line. Como siempre, estos cursos son bonificables a través de la Fundación Tripartita.

Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámenos, es gratis:

900 828 886

arriba