19 | octubre | 2021

Qué es el Método SMED y por qué es importante

¿Qué es el Método SMED?

SMED (Single-Minute Exchange of Die) es una metodología con un conjunto de técnicas que hace posible realizar la preparación del equipamiento y las operaciones de cambio por debajo de 10 minutos (en el rango de un simple digito).

El Método SMED fue desarrollado originalmente para mejorar las preparaciones de prensas y máquinas herramienta, pero sus principios se aplican a los cambios en todo tipo de procesos. Puede no ser posible alcanzar el rango de un simple digito para todas las preparaciones, pero, aun así, el Método SMED reduce drásticamente los tiempos de preparación en casi todos los casos (beneficios para la empresa y los trabajadores).

SMED

Por qué el Método SMED es importante

Hoy, los clientes quieren una variedad de productos, y sólo en la cantidad necesaria. Los clientes esperan alta calidad, buen precio, y rapidez en la entrega. El Método SMED ayuda a las empresas a satisfacer estas necesidades con un menor desperdicio al hacer eficiente la fabricación en cantidades pequeñas.

Se debe analizar la importancia del Método SMED desde tres puntos de vista:

  1. Los problemas de la fabricación en lotes grandes
  2. Los beneficios del Método SMED para la empresa
  3. Los beneficios del Método SMED para los trabajadores

Problemas de la fabricación en lotes grandes

Muchas empresas fabrican productos en lotes grandes, debido simplemente a que los largos tiempos de cambio hacen demasiado costoso cambiar frecuentemente de producto.

La fabricación en lotes grandes tiene diversos inconvenientes:

  1. Desperdicio de inventario: almacenar lo que no se vende cuesta dinero e inmoviliza los recursos de la empresa sin añadir valor al producto.
  2. Retrasos: los clientes deben esperar a que la empresa fabrique los lotes completos en lugar de las cantidades que el cliente necesita.
  3. Disminución de la calidad: almacenar el inventario no vendido incrementa la posibilidad de que éste tenga que ser achatarrado o reprocesado, lo cual añade coste al producto.

Beneficios del Método SMED para la empresa

El Método SMED cambia la idea de que los cambios tienen que durar mucho tiempo. Cuando éstos pueden hacerse rápidamente, se pueden hacer tantos como sea necesario. Esto significa que las empresas pueden fabricar en cantidades pequeñas, lo cual tiene algunas ventajas:

  1. Flexibilidad: las empresas pueden satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes sin el coste del exceso de inventario.
  2. Entregas más rápidas: la producción de lotes pequeños significa menos tiempo de entrega y menos tiempo de espera por parte del cliente.
  3. Mejor calidad: menos almacenamiento de inventario significa menos defectos relacionados con el almacenamiento.
  4. El Método SMED también reduce los defectos al reducir los errores de configuración y eliminar las fabricaciones de prueba del nuevo producto.
  5. Mayor productividad: cambios más cortos reducen el tiempo de inactividad, lo que significa una mayor productividad del equipamiento.

Beneficios del Método SMED para los trabajadores

Preparaciones más rápidas aportan una mayor seguridad en el empleo, al fortalecer la competitividad de la empresa. Cambios rápidos, como resultado de la aplicación del Método SMED, hacen el trabajo de la producción diaria más fluido porque:

  1. Preparaciones más sencillas implican menos estrés y/o menor riesgo de accidente.
  2. Menos inventario supone menor desorden en el puesto de trabajo, por lo tanto, producción más sencilla y segura.
  3. Las herramientas de la preparación están estandarizadas y combinadas, lo que supone un menor número de herramientas a gestionar

Si necesita ayuda, puede consultar nuestro Servicio de Consultoría en SMED - LEAN, dirigido tanto para laboratorios como para empresas industriales de cualquier sector

Archivo
Categorías
¡Contacta con nosotros!

¿Necesitas ayuda?

Escríbenos

Escoge una opción:

O llámenos, es gratis:

900 525 527

arriba