En este post mostramos un ejemplo de caso de éxito aplicando la Metodología de Seis Sigma para resolver un problema de defectos en el producto terminado de una microempresa del sector automovilístico. La empresa tenía una crisis financiera, por lo que una de sus prioridades era implementar proyectos encaminados a disminuir desperdicios y fortalecer su imagen como un proveedor confiable. Inicialmente se evaluaron diversos procesos donde existían oportunidades de mejora, después de un análisis detallado se determinó realizar el proyecto en el área de pintura. El objetivo fue reducir el producto no conforme, reducir los altos costes de no calidad, disminuir la variabilidad del proceso para hacerlo más confiable y evitar que productos no conformes llegaran al cliente final. Consideramos tres niveles de implantación SEIS SIGMA en una organización. 1- En el nivel operativo se realizan proyectos Seis Sigma para disminuir la variación de los procesos, mejorar el rendimiento y aumentar la satisfacción del cliente. Los trabajadores necesitan la formación Seis Sigma adecuada a su responsabilidad (Yelow Belt, Green Belt o Black Belt), están aprendiendo a usar las herramientas estadísticas y a utilizar el proceso definir, medir, analizar, mejorar y controlar (DMAIC), en esta fase es acertado contratar un asesor externo como TCMETROLOGIA para aplicar la metodología. Se utilizan sistemas de procesamiento de datos para tomar decisiones basadas en hechos y los trabajadores tienen una tarea constante que es disminuir la variación y mejorar la calidad de los productos. 2- En el nivel táctico se plantean proyectos Seis Sigma que están ligados a la estrategia organizacional y objetivos de negocio que harán que la empresa se posicione mejor en su mercado. Se miden constantemente los resultados, existe un programa de formación Seis Sigma y de recompensas por los éxitos logrados. En este nivel los líderes preparan informes sobre el estado de los proyectos y constantemente comunican los resultados. 3- En el nivel estratégico se trata de establecer la metodología Seis Sigma como una cultura de gestión empresarial. https://youtu.be/_SWEwYDuGvE El presente proyecto que vamos a presentar se desarrolló en el nivel de implantación operativo, se eligió un proceso y se aplicó la metodología DMAIC. El primer paso fue identificar de inmediato un proyecto que impactara favorablemente las finanzas de la empresa y constituyera un caso de éxito. Al ejecutar un proyecto exitoso la organización aceptaría mejorar esta iniciativa y su adopción a largo plazo. La microempresa donde se desarrolló el proyecto tenía serios problemas financieros y de calidad, como consecuencia de la crisis y el poco compromiso del dueño. Esto generó una reestructuración de personal y la necesidad urgente por reducir desperdicios. Como se mencionó anteriormente, el proyecto se desarrolló en el área de pintura para productos plásticos del sector automovilístico. El área de calidad interna detectaba el mayor número de productos no conformes, el coste de no calidad era muy alto y esto tenía serias repercusiones financieras para la empresa. La gerente general y su grupo de administración identificaron el proceso de pintura como prioritario para mejorar las finanzas de la microempresa, fue así como se decidió iniciar el proyecto. El cliente deseaba productos con calidad visual en la pintura y sin defectos tales como: grumos, poros, falta de pintura, exceso de pintura, rayas, marcas, escurrimiento, grietas, efecto de cáscara de naranja, puntos negros, manchas y falta de adherencia de pintura. Todo producto que tuviera estas fallas era considerado como no conforme. Al final del proyecto reflexionamos sobre la pregunta: ¿Cuándo se sabe que un proyecto seis sigma ha sido un gran éxito y aplica la metodología hacia la mejora continua? cuando el cliente percibe que obtiene mayor valor, cuando la empresa obtiene mejoras, cuando los trabajadores son formados, cuando los trabajadores son recompensados, cuando se muestran satisfechos y desean trabajar de inmediato en un nuevo proyecto seis sigma. En otras palabras, cuando se genera valor compartido. Con esta aportación queremos mostrar las experiencias de éxito que la “cultura empresarial seis sigma” aporta a la empresa para que sirvan de referente para otras industrias a la hora de abordar las mejoras en los procesos. IMPORTANTE a tener en cuenta: A través de nuestras certificaciones SEIS SIGMA, conocerán la metodología que necesita el equipo de un proyecto Seis Sigma para su implementación; herramientas y procedimientos, tanto para el jefe de proyecto como para su equipo, y lograr llevar a cabo con éxito un proyecto de mejora Seis Sigma. El objetivo de nuestras certificaciones es conocer las técnicas para identificar productos y procesos que necesiten ser mejorados, y aplicar una metodología proactiva para mejorarlos o rediseñarlos, consiguiendo aumentar espectacularmente su rendimiento, reducir los costes e incrementar la satisfacción del cliente. La formación SEIS SIGMA está dirigida a todas las personas, jefes de equipo y miembros de equipo, dedicados a mejorar, rediseñar y crear procesos de negocio eficientes y orientados a la satisfacción del cliente.
Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámanos, es gratis:

900 828 886

arriba