El uso de cepas de referencia en los laboratorios de microbiología es necesario para poder realizar gran parte de las actividades relacionadas con el control de la calidad

Hay que tener en cuenta que todos los laboratorios emplean materiales de referencia para garantizar la calidad de sus actividades. En el caso de los métodos microbiológicos la única forma de estudiar el funcionamiento de los ensayos es estandarizar los microorganismos que se analizan.

El uso más habitual que se les ha dado a las cepas de referencia ha sido para el control de los medios de cultivo. Sin embargo no es el único ya que las cepas de referencia son una herramienta esencial para el funcionamiento de cualquier laboratorio.

Validación de los métodos de ensayo

Los laboratorios deben validar sus técnica para comprobar que son capaces de llevarlas a cabo de forma adecuada. Aunque normalmente los métodos que se emplean son normalizados (o alternativos) y por lo tanto han sido validados previamente, es necesario conocer la reproducibilidad y recuperación en el caso de los métodos cuantitativos y el límite de detección en el caso de los cualitativos.

La reproducibilidad se puede estudiar a partir de muestras contaminadas naturalmente obteniendo resultados por duplicado, pero para conocer la recuperación y el límite de detección habitualmente se emplean materiales de referencia con cepas cuantificadas. De esta forma los estudios se realizan de forma más rápida y simple.

Control interno de la calidad

Cepas de Referencia - Técnicas de Control MetrológicoTeniendo en cuenta que en el caso de los ensayos microbiológicos aquello que se analiza es un ser vivo, la dificultad de caracterizar y estandarizar estas técnicas es muy elevada. Por este motivo es esencial disponer de un programa de calidad interno que garantice la calidad de los resultados obtenidos.

Este control incluye estudios de la precisión, del sesgo y de la capacidad del método para funcionar adecuadamente con niveles bajos de microorganismos. También en estos casos periódicos se deben emplear cepas reconocidas y certificadas.

Controles de reactivos y kits comerciales

Cada vez más se emplean métodos rápidos y sencillos que permite obtener resultados sin la necesidad de realizar costosos cultivos. Aunque la mayoría de estos métodos comerciales incluyen sus propios controles es aconsejable inocular muestras con cepas conocidas de forma periódica para comprobar que efectivamente el método funciona de forma adecuada bajo condiciones de rutina.

Tampoco podemos olvidar el empleo de estas cepas en el caso de tener que realizar comparaciones entre técnicos en el caso de interpretaciones subjetivas, de recuento de placas, determinación de colonias sospechosas, etc.

Control de los medios de cultivo

Como hemos comentado al principio, este tipo de controles son esenciales en los laboratorios microbiológicos y deben realizarse sistemáticamente. Esto es especialmente importante para aquellos medios de cultivo complejos, que precisan complementos termolábiles (como antibióticos).

En todos los casos vistos, una guía a tener presente a la hora de adquirir las cepas de referencia adecuadas es la ISO 11133 que indica qué microorganismos emplear para controlar los distintos medios empleados en la microbiología de aguas y alimentos.

Si quieres saber más 

Próximamente TCM imparte en modalidad presencial el curso "Cepas de Referencia. Requisitos de la norma ISO 17025", donde se profundizará en la adquisición, uso y conservación de las cepas de referencia. Esta misma formación también puede ser seguida por vídeo-conferencia o en formato on-line. Además, como todos nuestros cursos, puede ser 100% bonificable a través de la Fundación Tripartita.

Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámenos, es gratis:

900 828 886

arriba