En esta nueva entrada, siguiendo con nuestro propósito para el 2015 de acercar la metrología a los profesionales de todos los ámbitos, vamos a repasar algunos de los conceptos básicos que en muchas ocasiones pueden llevar a confusión.

Como cualquier otra ciencia, la metrología utiliza su propio vocabulario, empleándose términos que pese a ser conocidos e incluso ampliamente utilizados, no sabemos definir de forma inequívoca. Este conocimiento intuitivo puede llevar a un mal empleo de estos conceptos. De hecho, es común que en auditorías e inspecciones de calidad muchas desviaciones estén asociadas al desconocimiento de este vocabulario.

Por este motivo, es de gran importancia que los profesionales encargados de la gestión de equipos, métodos de ensayo, gestión de la calidad, etc., utilicen de forma habitual el Vocabulario Internacional de Metrología (VIM). Este documento disponible en la página web del Centro Español de Metrología (CEM), es un listado de los términos junto a su definición. Términos como precisión, incertidumbre, calibración, verificación y validación son descritos en el VIM.

Por ejemplo, este “diccionario” nos define la resolución como la mínima variación de la magnitud de medida que da lugar a una variación perceptible de la indicación correspondiente (lo que en algunos manuales de equipos vemos referido como “precisión)”. Por otro lado, la precisión de medida se define como la proximidad entre las indicaciones o los valores medidos obtenidos en mediciones repetidas de un mismo objeto bajo condiciones especificadas.

calibracion verificacion validacion2Como podemos ver, aunque los términos no nos sean desconocidos, pueden resultar un tanto confusos. Un ejemplo clásico es el uso de la palabra calibración en aquellos casos en los que se está realizando un ajuste del instrumento. Muchos equipos necesitan que se realicen una serie de operaciones para que proporciones valores adecuados a aquello que se va a medir. Pero no se debe confundir este ajuste con la calibración del equipo.

 La calibración de un equipo de medida siempre implica realizar un estudio de forma que se puede asociar a cada valor aportado por el instrumento una incertidumbre de medida. Es decir, la calibración permite a partir de una indicación del instrumento, conocer el intervalo en el que con una probabilidad dada se encuentra el valor de aquello que estamos midiendo. Por lo tanto, cuando se realiza una calibración, siempre se debe obtener un valor no negativo que caracterice la distribución de los valores de aquello que se mide.

Así pues, no debemos confundir la calibración con los ajustes que realiza el propio aparato, pero tampoco con las verificaciones que se realizan durante su uso. Por ejemplo, cuando nosotros pesamos una masa patrón antes de utilizar una balanza, estamos verificando su idoneidad, pero no la estamos calibrando. La verificación de un instrumento implica el aporte de una evidencia de que funciona de forma adecuada. Por este motivo, tampoco sería adecuado considerar que se está verificando un equipo cuando se realiza una calibración.

Otro término que no siempre está claro a la hora de gestionar nuestros métodos y procesos de trabajo es el de validación. Este concepto se define como la verificación de que los requisitos especificados son adecuados para su uso previsto. Es decir, la validación implica un estudio de nuestro método de trabajo para demostrar que es el más adecuado. Si empleamos métodos normalizados (por ejemplo normas publicadas por organismos reconocidos) no sería necesario realizar una validación completa, pero sí es conveniente estudiar algunas características metrologías para garantizar que el método se está empleando de forma adecuada. Es lo que se conoce como validación secundaria.

Como hemos podido constatar en este breve repaso, es imprescindible conocer los términos metrológicos. Por este motivo TCM dispone de cursos específicos de cada sector, permitiendo a los profesionales a conocer las peculiaridades de su ámbito laboral. Os invitamos a consultar nuestro catálogo de cursos presenciales, on-line y por vídeo-conferencia. Además, todos los cursos pueden ser 100% bonificables a través de la fundación tripartita.

Archivo
Categorías

Busqueda...

¡Contacta con nosotros!

¿Necesistas ayuda?

Escríbenos

Formulario enviado correctamente!

Todos los datos proporcionados mediante correo electrónico... Leer más>>

O llámanos, es gratis:

900 828 886